Estrella

Un día decides que algo sobra en tu vida, te molesta para tus planes, no tiene cabida en tu corazón.

Olvidas el cariño, las risas, los buenos momentos. Olvidas todo lo que ese “algo” ha hecho por ti.

Tomas una decisión y la ejecutas…abandonas.

El amor se queda tirado en una cuneta mientras te alejas de tus recuerdos. Ya no hay vuelta atrás.

No te importa qué o quién sea. Tu mascota, tus padres, tus hijos…quedan mirando cómo te marchas y como contigo se van sus esperanzas.

Pero no te confundas, puede que no sobrevivan o puede que un alma pura se haga cargo de ellos como tu no supiste hacer, pero la única verdad es que te abandonas a ti mismo porque cada persona, cada animal, cada cosa que en un momento de nuestra vida nos acompaña, son parte de nosotros mismos y con su desaparición, desaparecemos en igual medida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.