Eres un payaso, ¡ríete!

Eres un patoso, no hay esquina o puerta de tu casa con la que no te hayas chocado. Vas por la calle y te tropiezas o te caes. Tus piernas tienen más cardenales que un cónclave y has lucido con glamour alguna que otra escayola.

Eres un inoportuno. Siempre hablas de alguien cuando no debes. Eres experto en decir las cosas en los momentos menos adecuados.

Eres un payaso. No hay una foto en la que no salgas con caras raras o haciendo el tonto.

risa motivacion forma de vida

Las situaciones más absurdas te pasan a ti. Siempre se te arrima la gente rara, ves los momentos más inverosímiles y siempre piensas que una cámara oculta te persigue.

No tienes remedio, así que ríete. Pero si no eres nada de lo anterior y te crees una persona normal, ríete. Por supuesto, si eres una persona de éxito, ríete. Y, ríete muy fuerte, como si fuera lo único a lo que quisieras hacer en la vida.

risa motivacion forma de vida

Ríete de ti mismo porque es muy sano. Y no es que lo diga yo, nada de eso, los expertos dicen que libera, reduce el estrés, relaja los músculos (bueno, con cuidado, que si te ríes mucho te pueden entrar agujetas), favorece la creatividad, mejora la memoria,…y, sobre todo, es un medicamento muy barato y sin efectos secundarios.

La vida no siempre es cómo la soñamos de niños. Hay momentos duros que nos hacen sentir ganas de tirar la toalla o, peor, de tirarnos nosotros por el primer precipicio que se nos ponga delante. Por eso, tenemos que aprender a reírnos más y lamentarnos menos. Cuando te ríes de ti mismo y de lo que te rodea, los problemas se minimizan, se ven con un cristal de otro color y se hace mucho más fácil encontrar soluciones. Es mucho más divertido enfrentarse a los días con una sonrisa en la casa y sus arrugas son mucho más bonitas que las del ceño.

risa motivacion forma de vida

Ríete porque si algo tiene solución, se solucionará y lo harás con alegría. Ríete porque si no tiene solución, no podrás hacer nada pero será más llevadero. Ríete de ti, del mundo y de la vida; ríete y que tus lágrimas sólo sean amigas de tus carcajadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.