10 + 1 viajes a París

Una de mis grandes pasiones es París. Si por mí fuera, cada año pasaría una temporada en la ciudad del Sena. Estoy completamente enamorada de cada una de sus calles, de sus plazas, del extraño carácter de su gente, de la musicalidad de su habla, su despreocupada elegancia y, por supuesto, sus crêpes y sus croissants.

Como por desgracia no puedo ir tanto como quisiera, todo lo que cae en mis manos sobre París es un pequeño tesoro, tengo postales, cuadros, libros y mil canciones en la memoria con las que, con tan solo cerrar los ojos, me traslado al Petit-Pont.

Paris Musica Viajes Relatando Las reflexiones de Beita Beitavg

1.- Sous le ciel de Paris. Aunque es de la gran Edith Piaf, mi versión favorita es la de Zaz, heredera de la chanson que fusiona magistralmente con el gipsy jazz. Una canción que habla del amor y del arte bohemio que se respira en la Ville Lumière.

2.- La bohème. En la inigualable voz de Charles Aznavour, retrato del París de los pintores de principios el Siglo XX, si paseáis por Montmartre encontrareis el cabaret de la bohème.

3.- La vie en rose. Quizás la primera vez que escuchara esta canción fuera en la voz y la trompeta de Louis Armstrong pero nunca oirás nada igual a la desgarrada voz de Edith Piaf y su delicada melancolía a pesar de cantarle al amor.

4.- Una calle de París. Porque también se puede perder el amor en París y nadie mejor que Duncan Dhu para cantárnoslo.

5.- Lobo hombre en París. La Unión supo cantarle al París oscuro, al París misterioso como Victor Hugo en su obra Nuestra Señora de París. Esta canción junto con la anterior y París de La Oreja de Van Gogh forman el trinomio parisino del pop español.

6.- Todos quieren ser un gato. Os vais a reír de mi pero esta canción es una de las más bonitas de toda la discografía Disney y, a la vez, de las que más pasan desapercibidas. Un jazz callejero, como la banda gatuna que lo interpreta en mi película favorita de Disney, Los Aristogatos, unos simpáticos gatos (ricos) parisinos que se ven envueltos en mil aventuras.

 

7.- Et Pourtant. De nuevo Aznavour y el (des) amor. Un ritmo envolvente propio de la canción melódica de los sesenta.

8.- Non, je ne regrette  rien. De nuevo la niña mimada de la música frances, Edith Piaf. Una canción de adiós, de olvido, de nueva vida,…Una voz desgarrada capaz de emocionar por cada uno de sus matices.

9.- La valse d’Amelie. Canción en acordeón que forma parte de la banda sonora de la conocidísima película Amelie y que nos lleva al París más típico, el de boina negra y camiseta de rallas con pañuelo rojo.

10.- Lady Marmalade. Otra banda sonora, en este caso de la película Moulin Rouge, el París canalla de los cabarets representados por el icónico Molino Rojo y sus chicas del can can.

+ 1

París era una fiesta. El escritor Ernest Hemingway nos retrata en este libro su vida en el París loco y bohemio de los años 20,sus inicios como escritor y su relación con los escritores y demás artistas de la Generación Perdida. Resumiéndolo con sus propias palabras “eramos muy pobres pero muy felices”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.