Un minuto de silencio

Que semana más curiosa lleva la Señora de la Guadaña.

Ha venido repartiendo leña para todos, sin distinguir izquierda o derecha; hombres o mujeres; este u oeste…como hace siempre, certeza, fría e implacable.

Pero, como también hacemos siempre, distinguimos nosotros a los muertos.

Muertos de primera y muertos de segunda, siempre ha sido así.

Cuando alguien fallece tendemos a recordar sus bondades. O tendiamos, porque desde que todos somos politólogos/abogados/periodistas/sumaysigue ya las bondades se quedan para la familia y poco más.

No se trata de eso. Todo sabemos que no todos los muertos han sido buenos en vida y no hay que inventar nada. Los asesinos seguirán siendo asesinos, los corruptos seguirán siendo corruptos, los santos seguirán siendo santos pero, curiosamente, todos habrán tenido alguien que los haya amado en algún momento de sus vidas y que, realmente, lamente sus muertes.

Con la muerte de Rita Barberá muchos se cubrieron de gloria. Con la muerte de Fidel Castro muchos se cubrirán de gloria.

Si los minutos de silencio, como han repetido nuestros políticos, son tan sólo:

O

¿Qué ha ocurrido hoy? Este muerto no merece un minuto de silencio.

Prudencia Señores, prudencia. No vaya a ser que escupamos hacia arriba y nos acabe cayendo encima.

La muerte es muerte para todos.

Ya veis, cuando llega la hora, no hay distinción, ya lo avisaba Jorge Manrique en las Coplas a la Muerte de su Padre:

“Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, qu’es el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar e consumir; allí los ríos caudales, allí los otros medianos e más chicos, allegados, son iguales los que viven por sus manos e los ricos”

Puede ser que te alegre la muerte de la gente, simplemente que no te entristezca o que no sientas absolutamente nada. En cualquier caso, mejor guardar silencio, pero no como homenaje sino simplemente como prudencia no vaya a ser que mañana muera alguien de “tu cuerda” y te den en el lomo.

Ya lo decía el proverbio “si lo que vas a decir no es mejor que el silencio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.