#LMDEInktober 4

microrrelatos lmdeinktober cruce de caminos kindle beitavg

Se va acercando el final del reto y, aunque no he entrado en concurso muchos de los días de la última semana, si que he escrito los relatos (que es lo verdaderamente importante para mi). De hecho, tengo ya preparado hasta el del pasado día 13 y os lo voy a dejar hoy.

En resumen, ahora mismo llevo 24 relatos de los 25 posibles (el de hoy no me ha dado tiempo aún). Queda sólo una semana más, a ver qué tal se da.

Día 13 de octubre – repleto

El bote parecía repleto: bolas, piedras, arena, agua…no cabía nada más.

Salvo aire.

Día 18 de octubre – inmundo

LMDEinkoctober relatos microrrelatos beitavg

Día 19 de octubre – nube

LMDEinkoctober relatos microrrelatos beitavg

Día 20 de octubre – profundo

Bella estaba cansada de esperar al Príncipe, cada día igual. De nada servía que sus tres madrinas le dijeran que estaba trabajando, ella se aburría de ser la última en su lista de prioridades.

Tomó todo el bote que le había dejado su madrastra por si necesitaba dormir…hoy lo necesitaba más que nunca. El Príncipe llegó como cada noche y la besó, pero Bella nunca más despertó.

Día 21 de octubre – furioso

Nunca habíamos visto a papá furioso. Sus enfados los guardaba en lo más profundo de su cuerpo, por eso tampoco nos asustamos el día que lo vimos en el patio oscurecido y con raíces que lo anclaban al suelo. Todo su rencor comenzó a dar frutos.

Día 22 de octubre – sendero

Cuando vio la luz al final del oscuro sendero se alegró, por fin encontraba la salida de aquel laberinto en el que, no sabía cómo había entrado pero sentía el aliento del Minotauro en su cogote.

Se dirigió hacía ella mientras el viento traía voces que le decían que no lo hiciera, que abriera los ojos.

Pero no pudo escucharlas, el Minotauro seguía mugiendo a sus espaldas.

Día 23 de octubre – jugoso

Nunca había sentido tanto interés por la carne como cuando Carmela lo convenció para hacerse vegetariano. Veía un jugoso filete en cada esquina, en cada cosa, en cada persona.

Vio que todo aquello le estaba pasando factura y que no era lo suyo cuando se descubrió mordiendo la mano de su jefe.

Firmó la carta de despido y se fue a por una parrilla argentina.

Día 24 de octubre – ciego

LMDEinkoctober relatos microrrelatos beitavg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.