Sevillagrafías: Per Me Reges Regnant

sevillagrafías reflexiones beitavg virgen de los reyes per me reges regnant

“Hay tres días en el año que de postureo son: Jueves Santo, Corpus Christie y el Día de la Ascensión”

Esta podría ser la reinterpretación al conocido y repetido refrán que nuestros abuelos nos decían para que recordáramos la importancia de estos días en el calendario litúrgico (aunque se les olvidara explicarnos que Ascensión no es lo mismo que Asunción) pero que, el sevillano, tan dado a adaptar al ancho de su embudo las cosas, ha tergiversado hasta convertirse en lo que es hoy…”Al postureo, sevillano, al postureo” (que diría un pregonero muy dado al tema).

Porque hoy, víspera de la Patrona, podría haber dedicado mi Sevillagrafía a hablaros del eterno debate sobre quién es la verdadera patrona de Sevilla. Esa leyenda que sorprendiera a mi curiosidad infantil cuando, como por arte de magia, descubrí hace años a D. José María de Mena en la estantería de mi abuelo (quizás de las pocas literaturas en las que nuestros gustos han coincidido). Podría elucubrar sobre la Virgen del Pilar (aquella que dice que no quiere ser francesa pero que, por lo que se ve, tampoco quiso ser sevillana); las Santas Mártires Justa y Rufina, aquellas que Triana venera y embellece cada Corpus; San Fernando, aquel que soñara con la Virgen: “Per Me Reges Regant”.

Tal vez podría haber alabado la devoción a la Virgen de los Reyes en el Aljarafe que, cada madrugada del 15 agosto, peregrinan como si de las tropas del Rey San Fernando en aquella reconquista que, de tanto valor histórico que le damos, ha quedado para vestir lunares (porque, puestos a posturear, que nadie me diga que el festivo de feria no “luce” mucho más) se trataran.

Quizás podría hablaros de esas abuelas que, como hormiguitas obreras, deambulan por las calles de la ciudad con sus sillas de playa bajo el brazo, que esta no es procesión de la que sacar rédito y las sillas vienen de casa, que la primera fila se cotiza cara y la Virgen está muy poco tiempo en la calle. Admirables aquellas abuelas que cambian las sillas por los nietos y les cuentan…y les explican…y les inculcan devociones pero, sobre todo, valores.

Podría hablaros de la Virgen del Tránsito y de la Virgen de la Dormición que nos esperan mañana en el Pozo Santo y en el Convento de Santa Rosalía. Dos besamanos curiosos y que nadie debe perderse aunque os toque esperar un poco de cola, que para eso sólo están una vez al año. O la Virgen de los Reyes de los Sastres en su templo de San Ildefonso donde, de paso, podemos rezar un padrenuestro al Cautivo que no sólo de marzos vive nuestra fe.

O también me podría haber dado por deciros que mañana se celebra la Asunción de la Virgen María (¡felicidades a las Asun que me lean!). Que, por cierto, hay leyendas que cuenta que sus últimos años, María vivió en una casita en la región turca de Esmirna, muy cerquita de las ruinas de Éfeso y que, si tenéis la oportunidad, os recomiendo visitar.

Pero, como aquí hemos venido a jugar, vamos a darle una vuelta de tuerca a nuestra ruleta y reconocer que mañana es el día del postureo cofrade-veraniego por antonomasia. ¿A quién vamos a engañar? Mañana será día de jovenzuelos de perfecto bronceado y tupé que desafían las leyes de la gravedad luciendo vaqueros ajustados con sus espartos y camisas con más botones abiertos de los que admite el decoro. Reconocedlo, los que ya no tenéis edad para lucir torso, luciréis melena sin gomina y gafas de sol con cuerdecita que era lo más hace 5 años pero que ustedes, en vuestro terno de posturear de verano, las incluís como las chaquetas de corte ”tiradora” en el de invierno.

Día de tertulias, en las que se comentará que la Virgen de los Reyes ya no es lo que era y se discutirá de los últimos movimientos musicales porque, en este verano de 2018, ya no vamos a reestructurar la Carrera Oficial, eso será tema post-electoral. Ahora la actualidad manda y la de este año viene con ritmo de tambores. Y todo, regado con generoso zumo de cebada, que en Mateos Gago, tanto Álvaro como Pepe lo tienen fresquito, fresquito.

Postureo institucional del bueno, con Ayuntamiento, Arzobispado y hasta el Consejo (que a ver cómo lleva este último acto oficial antes de las elecciones, sin Sainz de la Maza ni susodicha por twitter). Postureo para la Sevilla rancia y para los debates de militares si o militares no; postureo de las señoras que comentan que ellas estaban mejor en la playa pero que “por no dejar sólo a Manolo, que es muy devoto…” y así, se evita que Manolo recorra los adoquines aledaños a Santa Cruz botellín en mano, que hace mucho calor y puede acabar uno por la tarde, de postureo a Cantillana, que no falte nuestra poquita de provincia en este día (os aseguro que uno no ha conocido procesiones si no va a Cantillana en los días “señalaítos” de sus Vírgenes).

Y recordad que la que suscribe estará postureando mañana por el centro, si me véis ¡invitad a un botellín!

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .