Vino tinto

Y todo empezó con una copa de vino.

Entre los destellos picota y los aromas afrutados del madera y especias, sus ojos aparecieron destellantes y misteriosos.

Cogiendo otra copa de la bandeja, se aproximó a ella y la invitó a compartir el dulce momento de la cata en el que el paladar toma conciencia de la explosión de sabores.

Sólo sintió la explosión del detonador y el rojo de la sangre tiñendo, vulgar, la alfombra. Todo acabó con aquella copa de vino.

Relato participante en el Concurso de Microrrelatos “7 Cepas” de Bodegas Solar de Samaniego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .