Cascada de libros. Mayo.

No quiero dejar que acabe junio sin hablaros de las lecturas que me han acompañado durante el mes de mayo. No están siendo meses especialmente buenos en lecturas, aunque he conseguido mejorar en la elección de las obras, el ritmo es demasiado lento, pesado…

Pero pasando ya a lo que hemos venido, en mayo he leído tres libros: dos novelas y un ensayo.

Justicia uniforme

Había oído hablar de Donna León como una de las grandes autoras de novela policiaca, pero nunca había leído nada de ella. Escondida entre otros libros de otros miles de temas en una estantería de la casa de mis abuelos apareció su obra Justicia Uniforme. Es una novela fiel al género, con un muerto, un enredo que vuelve a todos sospechosos y un policía en el sentido más pulcro de la palabra.

Una obra entretenida y fácil de leer. Ideal para las tardes de piscina o playa que nos esperan estos próximos meses.

Puedes encontrarlo aquí.

La casa del ahorcado

Desde que descubrí al periodista Juan Soto Ivars, intento no perderme ninguna de sus columnas y sus ensayos. Algún día tendré que leer sus novelas para comprobar si sigo siendo fiel al Soto Ivars periodista o si tengo que hacer un menage a troi dando entrada al Soto Ivars novelista.

En esta ocasión, el ensayo se centra en algo tan actual como el tabú, la identidad y la cultura de la cancelación. Hace un repaso exhaustivo por los orígenes, por la actualidad e, incluso, apunta cómo será el futuro. De los clubs de ofendiditos a los mal llamados equidistantes.

Es un ensayo muy bien escrito y que hace reflexionar sobre la deriva del pensamiento único que vivimos en la que “o conmigo, o contra mí” y no caben diálogos ni posturas conciliadoras.

Puedes encontrarlo aquí.

La colina de los gatos

Esta novela de Eva Baeza llegó a mí por azar, es una de esas obras que en algún momento ponen en oferta en Kindle y me hice con ella.

Con saltos temporales, enlaza la historia de dos mujeres, una abuela y su nieta, alrededor de una tercera, la hija de una y madre de la otra.

Una historia de incomprensiones y huidas hacia adelante cuando no hay otra opción. Una historia cruda de la guerra civil, de escapes, de trabajo duro, de analfabetismo, los cambios generacionales de la segunda mitad del siglo XX.

Amena y bien escrita aunque le falta un pellizco para ser redonda.

Puedes encontrarlo aquí.

Y así llegamos al final de las lecturas de mayo. En junio no voy mucho mejor, espero que la llegada del calor me ayude a recuperar el ritmo.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .