Vicios

relatos beitavg lmdeinktober microrrelatos

Hoy he vuelto al amargo vicio del café, el primero que hiciste desaparecer de mi vida: “demasiada excitación para tus nervios” decías.

Luego vino el tabaco, demasiadas sustancias para mis pulmones; tras el, fue el alcohol, demasiado para mi hígado.

Después vino la risa, la alegría y la amistad: me hacían demasiado mal…

Por último me desintoxiqué de ti, eras demasiado perjudicial para mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.