Cita a ciegas

Cita a ciegas relatos cortos

Una cita a ciegas, voy a matar a Marga. Pero es que, además, esta vez es literal, a ciegas. Ya sé que su intención es buena, dice que estoy demasiado sola, pero dejarme aquí, dónde quiera que esté, con los ojos vendados, no creo que sea la mejor de las ideas para encontrar a mi alma gemela.

Me ha dicho que andara. Pero a los pocos pasos me he chocado con un tipo que ha empezado a manosearme las tetas sin hablar siquiera. Bonita forma de comenzar, ni un hola. En otras circunstancias mi feminismo le habría cruzado la cara, ¿qué clase de pervertido va tocando tetas de desconocidas? pero, después de la botella de vino que me he tomado mientras me preparaba, de perdidos al río.

Voy a empezar por el paquete. Podría soportar que fuera feo pero no desmembrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.