Vía Dolorosa X. Hallelujah

Se ha cerrado el portón de los sueños. Se ha quedado sola la plaza como sola aguarda el alba su más vieja vecina. Se ha cerrado el portón de los sueños sin canto ni suave caricia a la madera que la guarda. Se ha cerrado el portón, el tiempo está vencido como el alma de una mujer atravesada de siete puñales por las plazas y los conventos del sueño. Se ha cerrado el portón y solo la luna es testigo.

Se ilumina la cera en la oscuridad de la noche eterna. La luna coquetea con la luz de las velas y las campanas anuncian gloria.

En mis oídos resuena con voz desgarrada un Hallelujah. Coros celestiales resuenan en la torre alta. ¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí porque ha resucitado. Desde las cenizas de vieja guerra viene avanzando Dios. Y resucitó a la aurora del tercer día.

La mitad de mi vuela lejos. Late en mi el corazón de la tierra llamando, como tambores de guerra, las campanas a la gracia y la gloria. Ave María. Tu hijo es con nosotros. Ave Señora, que en los tirabuzones de tu pelo se engalana mi mañana.

Es domingo. Resucitó. Aleluya y Calañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .