Vía Dolorosa IX. Luto

Hoy la memoria escoge el camino más corto para herirme que versaba el poeta.

El camino más corto para el alma, la senda que recorro de nazareno, un camino en soledad buscando la cruz que he de cargar en la vida.

He vuelto a caer, por tercera vez he dudado y no he sentido que hoy pueda estar contigo en el paraíso. Me siento un mal ladrón que enmascara sus miserias en falsas necesidades.

Dieciocho luminarias me guían. Mis pasos, ya cansados, siguen la senda que me lleva hasta tu muerte de cruz allá por cava gitana. Mis ojos se vuelven hacia los tuyos buscando consuelo pero Tú tan solo alcanzas a mirar al cielo, expiras y te escapas entre mis manos como las pompas de jabón, ingrávidas y gentiles.

Te vas como se nos están yendo los días en este calendario maldito vistiendo los recuerdos de luto. Te marchas entre maternales brazos y siento más que nunca la soledad sobre mí. Te vas pero te siento aquí conmigo porque tú cuerpo resiste los envites de la vida como un junco resiste a los vientos, como yo misma resisto, como todos estamos resistiendo las pesadas piedras de esta vía dolorosa.

Es viernes. Santo. Luto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .