Cruce de Caminos XV: la Doctora

cruce de caminos relatos relatando beitavg

Me la crucé en una de las innumerables cuestas de Vejer de la Frontera. Caminaba muy despacio, entretenida mientras su madre tiraba de ella con gran trabajo. No era la primera madre a la que veía sufrir subiendo a sus pequeños por el pueblo pero sí era la primera que veía tirando de ella en lugar de empujándola. No tuve más remedio que fijarme en ambas.

La pequeña no se negaba a andar pero estaba muy entretenida con sus juguetes como para echar cuenta al desnivel del terreno.

Entre el pelo alborotado por el levante que nos alegraba la tarde le vi unas gafas naranjas. Me resultaron curiosas, eran completamente redondas, algo extraño para una niña de su edad pero entonces me di cuenta, las gafas eran el complemento ideal a su fonendoscopio verde y naranja y para el otoscopio naranja que miraba con detenimiento impidiendo que subiera la cuesta al ritmo que a su madre le hubiera gustado.

Sonreí.

No tendría más de 4 años y se entretenía investigando qué era aquel aparato con una especie de embudo. Lo miraba desde todos los ángulos mientras su fonendo bailaba con cada paso que daba.

De repente sentí que la humanidad tenía un buen futuro de manos de niñas como ellas que se entretenían curioseando algo más que una imitación de un bebé al que dar el biberón y con madres como la suya que no se empeñaban en comprar un ridículo pack de princesa. Ella había elegido y había elegido bien.

Mientras se alejaba por la cuesta con el consiguiente trabajo de su madre recordé todos los paquetes de folios, bolis bic y libros del barco de vapor que me habían comprado a mi mis padres. Las muñecas tampoco fueron lo mío más allá de sentarlas en mi cama y enseñarlas a leer aunque la educación tampoco acabara de ser mi vocación. Me alegré de que no me obligaran a jugar a mamás y dejaran a mi mente pero, sobre todo, a mi imaginación volar lejos.

Tan lejos como volarían los sueños de aquella pequeña que, quién sabe, tal vez en mi vejez cure mis achaques de la edad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.