Todos los naufragios

Todos los naufragios empiezan y acaban en mí.

Con el agua al cuello, encadenado el cuerpo al infinito mar, el corazón cansado se apaga y deja de latir.

Todos los mares son el mismo mar. Todas las brisas son el anhelo de tu risa. Todas las tempestades son la furia de tu adiós.

Todos los naufragios empiezan y acaban en mí. En mi recuerdo y en tu ausencia. Entre las algas, las almas y las olas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .